miércoles, 14 de junio de 2017

El síndrome de Diógenes

El síndrome de Diógenes es un trastorno mental que afecta, por lo general, a personas de avanzada edad y que viven solas. Las personas que sufren de esta enfermedad tienden a aislarse en el propio hogar, y allí comienzan a acumular grandes cantidades de basura y desperdicios domésticos.

Pese a afectar más a personas mayores, pueden aparecer síntomas en cualquier individuo de cualquier clase social, edad o sexo. Las personas con este trastorno no tiran nada o casi nada de lo que tienen en su casa, ya sean fotos viejas, sillas rotas, comida caducada, ropa... Son incapaces de hacerlo, y también de pedir ayuda. Por lo que, en la mayoría de los casos, son los vecinos o familiares quienes avisan a las autoridades por el hedor que desprenden todos los desperdicios.


El nombre de este trastorno viene del filósofo griego Diógenes de Sinope, quien adoptó y promulgó hasta el extremo la independencia de las necesidades materiales y el cinismo clásico. Diógenes vivía en una extrema pobreza, como un vagabundo. Se dice que habitaba en una tinaja y sus únicas pertenencias eran un manto, un zurrón, un báculo y un cuenco.

Es obvio que las personas que padecen el síndrome de Diógenes actúan totalmente a la inversa que el propio Diógenes, de ahí la ironía de su nombre. Para el filósofo griego la carencia de pertenencias era una virtud, mientras que para las personas padecientes de esta enfermedad sería inimaginable desprenderse de las suyas.


Al igual que este trastorno, hay muchos otras enfermedades mentales que reciben el nombre gracias a personajes, ficticios o no, de la historia clásica. Algunos ejemplos son:

-Síndrome de Cronos:
Miedo patológico a ser desplazado del poder.

Cronos comiéndose a sus hijos, justamente tratando de evitar que le arrebatasen el tono.


-Síndrome de Ulises (o síndrome del emigrante):
Conjunto de síntomas con estrés crónico y múltiple que afecta a los emigrantes y personas que se ven forzadas a vivir en un país distinto al suyo y apartados de sus seres queridos.

Ulises, en uno de sus viajes.
Estos son algunos ejemplos, pero en la medicina se han utilizado muchos otros nombres y expresiones clásicas. Pero, tal vez, el Síndrome de Diógnes es uno de los más interesantes y dañinos de todos ellos.


3 comentarios:

MariAndrea dijo...

Me encanta
Que bien escribes mija

Alba Tellado dijo...

No serás tú la que mejor escribe, me encanta :D

Anónimo dijo...

me encanta las redacciones de tu blogg

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails